¿Quién debe pagar el seguro de hogar de una vivienda de alquiler?

Es completamente normal que surjan dudas entre los arrendatarios y los ocupantes sobre: ¿a quién le incumbe la responsabilidad de abonar el seguro de la propiedad arrendada? Además, surge otra pregunta relevante: ¿resulta mandatorio la contratación de dicho seguro?

En cuanto al primer interrogante, lo cierto es que la responsabilidad recae en ambos bandos, ya que tanto el dueño del inmueble como el arrendatario, deben asegurar el espacio por su cuenta. Para comprenderlo con mayor claridad, procederemos a hacer una distinción breve entre las tres nociones esenciales que se emplean para establecer y diferenciar el seguro de hogar destinado a propietarios y el seguro dirigido a quienes alquilan.

 

Tanto el dueño que oferta su inmueble en arrendamiento (locador) como quien lo habita (locatario) pueden optar por un seguro para apartamento en alquiler. No obstante, las garantías y las necesidades varían según la figura. Desgranaremos cada detalle de las pólizas de seguro para inmuebles en régimen de arrendamiento en esta completa guía.

Además, te instamos a revisar nuestro comparativo de seguros de hogar, ideal si estás interesado en descubrir el precio de una póliza para inmuebles en arrendamiento. Personalizamos las opciones a tu situación particular y a las características específicas del inmueble, ya seas el propietario o el inquilino.

En tan solo un minuto, compara ofertas de 10 aseguradoras y elige la póliza de hogar más conveniente.

¿Qué aspectos tienen en cuenta los seguros de alquiler a la hora de asegurar un piso?

En el ámbito competitivo del arrendamiento de inmuebles, tanto arrendadores como inquilinos incrementan su interés por resguardar sus derechos mediante la adquisición de seguros contra la falta de pago en los arriendos. Dichas garantías asegurativas brindan serenidad imprescindible a los dueños de los inmuebles al mantener su capital a salvo frente a posibles situaciones adversas con los arrendatarios.

Dentro de este escrito, desglosaremos los elementos clave que las compañías aseguradoras valoran al momento de brindar cobertura a una vivienda en alquiler, aparte de ofrecer un panorama detallado sobre los objetivos de protección y los métodos empleados en la apreciación de los peligros vinculados con este tipo de póliza.

¿Cómo asegurar el cobro de un alquiler fácilmente?

Tomar la decisión de rentar una vivienda puede ser un proceso intrincado. El enigma habitual radica en cómo garantizar la percepción efectiva de la renta y evitar la eventualidad de que el inquilino cese en el cumplimiento del pago mensual estipulado. A pesar de ello, aunque persiste la existencia de inquilinos incumplidores, la probabilidad de encontrarse con uno disminuye al contemplar alternativas como los seguros para arrendamientos.

Te ofreceremos información detallada sobre cómo recibir eficazmente los pagos del alquiler y las maneras de asegurarlos. ¡Comenzamos!

Consigue inquilinos para tu apartamento y despreocúpate del riesgo de impago: 0% de morosidad. Nos responsabilizamos en caso de que el arrendatario falle en su obligación de pago.

Seguros de alquiler vacacional: ¿son necesarios y cuál es el mejor?

Si eres propietario de un hospedaje temporal, es probable que estés familiarizado con los desafíos que esto implica al ejercer como anfitrión. Incluso los visitantes más corteses pueden provocar desperfectos en tu inmueble (especialmente si viajan con niños o animales), y eso sin contar con aquellos que, lamentablemente, no se preocupan por dejar tu espacio en condiciones deplorables.
Por suerte, este tipo de incidentes no son habituales, pero si acabas siendo el afectado, duele ( ** ¡y no poco!** ). Por tal razón, y también debido a la creciente profesionalización del ámbito, actualmente es más común la contratación de seguros especializados en propiedades de alquiler para vacacionistas.
¡Presta atención! Al referirnos a seguros para inmuebles destinados al turismo, no estamos hablando del típico seguro de vivienda: son conceptos absolutamente distintos. Un seguro de vivienda resguarda el uso doméstico, mas si optas por ofrecer tu casa para alquiler turístico, estás asignándole un uso comercial, con riesgos potencialmente mayores.
La gran mayoría de los seguros de vivienda no cubren los estragos provocados por los inquilinos, ni tampoco ofrecen protección a través de responsabilidad civil. Si alguien sufriese un percance en tu propiedad vacacional teniendo contratado únicamente este tipo de seguro, la aseguradora podría legítimamente rehusar involucrarse.
La forma óptima de mantener la calma ante estos contratiempos es disponer de un seguro diseñado exclusivamente para propiedades de alquiler vacacional. Aunque hace años no abundaban, en la actualidad existen más opciones que nunca para los dueños de dichas propiedades.
¿No encuentras el formulario para obtener nuestro ejemplo de reglamento interno? Haz clic aquí.
En el presente artículo, descubrirás en qué situaciones necesitas asegurar un alojamiento turístico, qué variedades de seguros hay y cuáles son las alternativas más destacadas en España. Continúa leyendo para averiguarlo.

Tipos de seguro de propiedad de alquiler

Desarrollamos una cobertura de seguro para inmuebles en arrendamiento y una garantía aseguradora para dueños de apartamentos en régimen de condominio arrendados, con el fin de salvaguardar tu preciado inmueble, asegurarte ante posibles demandas por responsabilidad civil y, además, para ofrecerte compensación por ingresos de alquiler no percibidos a raíz de siniestros amparados.

¿Por qué es necesario un seguro de impago de alquiler?

La póliza de garantía de rentas es esencial para asegurar un respaldo extra tanto para propietarios como para arrendatarios. Dicha póliza aporta confianza al dueño del inmueble frente a la eventualidad de que el locatario cese en el pago de la renta mensual. De tal modo, el titular de la propiedad puede experimentar una serenidad aumentada y esquivar inquietudes vinculadas a potenciales entuertos financieros por parte del arrendatario. También, estas pólizas facilitan cobertura para gastos jurídicos relacionados con procedimientos de desalojo y podrían abarcar, asimismo, protección ante perjuicios materiales.

¿Qué aspectos tienen en cuenta los seguros de alquiler a la hora de asegurar un piso?

En la última década, somos observadores de una evolución marcada en los patrones y requerimientos residenciales de la sociedad. El interés por las unidades habitacionales en régimen de arrendamiento ha visto un incremento notable; esta modalidad se ha erigido como una corriente predominante en el ámbito de los bienes raíces. Cada día son más los individuos que optan por residir bajo esta modalidad. Debido a esto, los costos de arriendo han escalado de forma significativa durante los años recientes.

Al momento de asegurar un apartamento destinado a la locación, las compañías de seguros de protección ante impagos ponderan una serie de elementos cruciales. La evaluación de estos factores es esencial para cuantificar el riesgo ligado a la renta del inmueble y así determinar tanto las primas como la protección óptima. A continuación, se enumeran los aspectos fundamentales que las aseguradoras de arriendos suelen considerar:

Situación laboral

Es imprescindible que el arrendatario posea una ocupación laboral firme y duradera, respaldada por un vínculo contractual de carácter indefinido o de extensa duración. Es fundamental acreditar la recepción de entradas económicas regulares, ya sean mensuales o anuales, que garanticen la capacidad para solventar el importe del arrendamiento y cumplir con sus compromisos financieros de forma precisa y sin demoras.

Ganancias anuales

Es usual que se solicite al arrendatario poseer ingresos anuales que sean adecuados para afrontar el precio del arriendo de forma apropiada. Pese a esto, no hay una regla absoluta para esta exigencia, ya que puede fluctuar en función del dueño de la propiedad. Existen compañías de seguros que pueden determinar como condición que la inversión en el alquiler no exceda del 35 al 40% del ingreso mensual del arrendatario con el fin de minimizar el riesgo.

La solvencia de los inquilinos

La valoración de la capacidad de pago del arrendatario constituye un factor esencial tanto para los dueños de viviendas como para las entidades aseguradoras. Ello conlleva un riguroso escrutinio de los antecedentes económicos del posible arrendatario. Es esencial que demuestre una solidez económica que le permita hacer frente a sus compromisos monetarios, minimizando así el peligro de que no cumpla con los pagos. Se examinan tanto su trayectoria de abonos como las referencias adquiridas anteriormente, y también se efectúa una verificación en el registro de arrendatarios con deudas para confirmar que no existen adeudos o cuentas sin saldar. De presentarse alguna deuda significativa, es altamente factible que se deniegue el proceso de solicitud. Un arrendatario que posea un historial crediticio y de capacidad de pago robusto representa una ventaja en términos de la póliza de seguro.

Tipo de alquiler

El empleo que se le da al inmueble también puede repercutir en las coberturas y riesgos inherentes. Sea para uso residencial, de temporada o comercial, cada modalidad de arrendamiento contempla sus propias variables a tener en cuenta.

Para finalizar, la contratación de un seguro de alquiler para un apartamento constituye una acción considerada y acertada para ambas partes, arrendadores e inquilinos. Las entidades aseguradoras llevan a cabo un detallado estudio de múltiples aspectos con el fin de otorgar un amparo óptimo frente a eventuales incumplimientos y perjuicios al inmueble. Es crucial evaluar elementos tales como la estabilidad económica vinculada al contexto laboral del inquilino, la categoría del arrendamiento —puede tratarse de un uso estacional o temporal, entre otros— y verificar ante todo que el futuro ocupante no registre deudas ni incumplimientos previos. Estos indicadores permiten a la aseguradora determinar si un candidato es adecuado para la formalización de un contrato de arrendamiento. En onLygal, somos expertos en seguros de impago de rentas. ¡Esperamos tu consulta!

Coberturas requeridas

Los dueños de viviendas tienen la opción de seleccionar diversos grados de protección en función de sus requisitos particulares y el grado de seguridad que busquen para su propiedad. En onLygal, esta póliza ofrece cobertura ante daños ocasionados al inmueble, costos legales, facturas de servicios no abonadas y otros perjuicios provocados por los arrendatarios.

¿Es necesario asegurar un alquiler vacacional?

Varía. La regulación aplicada al alquiler de vacaciones en el territorio español está delegada a los gobiernos regionales, lo que conlleva que, dependiendo de la situación geográfica de tu inmueble, podría ser mandatorio que protejas tu oferta de alquiler vacacional.

En el caso de que tu inmueble se ubique en comunidades como Andalucía, Canarias o la Comunitat Valenciana, es indispensable que dispongas de, al menos, una póliza de seguro de responsabilidad civil (RC) que ampare posibles perjuicios a terceros por los cuales te puedan considerar culpable. Te invitamos a verificar los requerimientos propios de tu comunidad autónoma visitando nuestro apartado de manuales.

Además, pese a que no se te exigirá formalmente adquirir un seguro de daños, el solo pensar en el desembolso económico que conlleva reparar deterioros ocasionados por inquilinos es motivo suficiente para que una amplia cantidad de propietarios opten por suscribirse a este tipo de coberturas.

¿Qué tipos de seguros puedo contratar?

Si optas por proteger tu propiedad de veraneo con un seguro (decisión que ciertamente no carece de mérito), te tocará determinar el alcance de la cobertura que deseas adquirir. ¿Te conformas con una póliza que abarque solamente la responsabilidad civil o, por el contrario, buscas una protección más amplia para diferentes situaciones?

Continúa explorando este artículo para descubrir cuáles son las modalidades de seguro para alquileres de vacaciones más destacadas y qué particularidades ofrecen.

Seguro de daños

La póliza de seguros contra perjuicios se erige como el acompañante perfecto para el seguro de responsabilidad civil. En términos generales, el seguro de perjuicios te resguarda si recibes un daño por parte de alguien, mientras que el de responsabilidad civil salvaguarda a terceros si el daño proviene de ti.

Comúnmente, las compañías de seguros presentan sus pólizas de perjuicios bajo el abanico de los seguros para el hogar, aunque esto no implica que no reconozcan la diferencia entre una vivienda usada como residencia y una como destino turístico. Un seguro de hogar designado para indemnizar tu inmueble por daños ocasionados por visitantes difiere en gran medida de uno estándar, siendo inevitablemente más costoso.

El beneficio de optar por un seguro de hogar especializado para alquileres de temporada estriba en que, en la mayoría de los escenarios, tu inmueble se halla asegurado incluso cuando los huéspedes no están presentes. Por el contrario, si te limitas a utilizar solamente el seguro de daños de Airbnb (AirCover), tu ubicación para alquiler no contaría con protección en circunstancias de este tipo.

¿Qué ampara un seguro de daños y/o residencial?
Habitualmente, estas pólizas aseguran:

  • Sustracciones y asaltos
  • Rotura y limpieza de conductos
  • Infiltraciones
  • Fallas y disturbios eléctricos
  • Desembolsos personales
  • Conflagraciones
  • Eventos climatológicos extremos
  • Colisiones
  • Rompimiento en piezas de mármol y vidrio
  • Destrozos estéticos
  • Deterioro de productos en refrigeración

Seguro de responsabilidad civil (RC)

Como ya se mencionó previamente, el seguro de responsabilidad civil resulta imperativo en el ámbito de los arrendamientos para ocio en determinadas regiones autónomas dentro del territorio español.
¿Qué abarca exactamente un seguro de responsabilidad civil?
Este tipo de seguro no se encargará de posibles daños a tu inmueble dedicado al turismo; su propósito es exclusivamente cubrir los perjuicios que terceros puedan sufrir, y por los cuales te consideren a ti como causante. La finalidad de estas pólizas está en asegurar que el afectado reciba una compensación adecuada, sin depender de la solvencia del responsable del daño para afrontarla.
Visualiza una situación en la que un visitante se hospeda en tu estancia, sufre una caída debido a una baldosa defectuosa y resulta con una fractura en su extremidad inferior. Si esta persona opta por emprender acciones legales y no cuentas con un seguro de responsabilidad civil, te encontrarías ante un grave problema, independientemente de su carácter obligatorio en tu Comunidad Autónoma.
Comúnmente, un seguro de responsabilidad civil incluye:

  • Indemnizaciones por los perjuicios ocasionados a individuos no relacionados directamente
  • Costes por la asistencia legal del asegurado
  • Desembolsos para cubrir fianzas ordenadas por la justicia relacionadas con el asegurado
  • Pagos asociados a la suspensión temporal de la actividad profesional del asegurado
    No obstante, queda excluído de la cobertura temas como:
  • Perjuicios causados a los bienes del titular de la póliza
  • Daños debidos a fenómenos naturales desastrosos y otras eventualidades semejantes
  • Penalizaciones y multas impuestas al asegurado
    Por suerte, cualquier transacción efectuada mediante las plataformas más relevantes en el sector de alquiler temporal posee un respaldo de seguro de responsabilidad civil gestionado por las mismas.

Seguros multirriesgo

Comúnmente se menciona que “es preferible anticiparse a los problemas que resolverlos”. Es por esta razón que diversos dueños optan por un seguro para su hospedaje de temporada que abarque cualquier escenario posible de pérdida económica, sin importar quién sea el responsable.

Hoy en día, la alternativa que gana mayor aceptación son los seguros de cobertura amplia. Dicho seguro representa la elección más integral para propiedades de uso turístico, dado que resguarda frente a daños ocasionados por visitantes o sucesos en el inmueble, así como en instancias en las que es imprescindible contar con un seguro de responsabilidad civil.

¿Qué protecciones ofrece el seguro de cobertura amplia?
Estos seguros abarcan la mayor parte de los riesgos que se contemplan en los seguros contra daños, y se extienden al añadir la cobertura de responsabilidad civil, ajustada a las operaciones que se llevan a cabo en el establecimiento.

De la misma forma, un seguro de cobertura amplia tiene la posibilidad de englobar un seguro de responsabilidad laboral, en el caso de que, por ejemplo, se haya contratado personal para jardinería, limpieza o mantenimiento.

Conclusiones

En ciertas ocasiones, las circunstancias no se presentan conforme a nuestros deseos: incidentes, caídas y diversas eventualidades forman parte de nuestro cotidiano, razón por la cual es una sabia decisión ser previsores y optar por un seguro que ampare como mínimo las situaciones más comunes.

Es importante que sepas que casi el total de compañías aseguradoras insistirán en que concretes un acuerdo por escrito con las personas que se hospeden, como requisito para que sus servicios de protección tengan validez. ¿No cuentas con uno todavía? Obtén nuestro ejemplo de contrato para arrendamientos de corta estancia, ¡completamente sin costo!

Confiamos en que hayas encontrado valiosa esta publicación. ¿Quisieras sugerir algo? ¡Comparte tus ideas en el área de comentarios!
Si no localizas el formulario para obtener nuestro esquema de reglamento interno, presiona aquí.

Continente, contenido y Responsabilidad civil

El inicio de nuestra conversación se centra en el aspecto del Continente. Este término alude directamente a la propiedad física, abarcando cada elemento que forma parte de la construcción del inmueble, tales como muros, techos, pisos… Esto incluye también los sistemas internos que facilitan los diversos servicios esenciales, como son el entramado de tuberías de agua, las conexiones eléctricas, etc.

Como una segunda cuestión de importancia, hallamos el Contenido, definido por cuanto habita en el interior del hogar: desde el conjunto de muebles hasta los bienes personales y dispositivos electrónicos que poseemos.

Finalmente, es imprescindible considerar la Responsabilidad Civil, una garantía que ampara los costes de reparaciones o compensaciones que se originen en el domicilio y que puedan tener repercusiones sobre terceros.

Descubre las particularidades que distinguen al continente del contenido con más detalle. ¡Haz clic en la imagen para expandir nuestra infografía!

¿A quién corresponde cada uno de los términos?

Al titular de la propiedad le pertenece todo lo concerniente a la estructura y, por tanto, es su deber asegurar el inmueble. En el caso de que sufran daños los materiales o la infraestructura del hogar que no sean atribuibles al arrendatario, corresponderá al seguro del dueño de la casa hacerse cargo de los mismos.

En contrapartida, la responsabilidad del arrendatario es disponer de un seguro que salvaguarde todos sus bienes dentro de la vivienda, ya sean libros, equipos informáticos, aparatos electrónicos, teléfonos móviles, vestimenta, joyas, etc. Y es fundamental que este seguro le ofrezca protección ante eventualidades como el hurto, donde el seguro del propietario no está obligado a intervenir.

Entonces, ¿a quién corresponde la Responsabilidad Civil en un domicilio rentado? Esto dependerá de cada incidente y, primordialmente, de quién sea responsable del mismo. Si el arrendatario es quien provoca el daño, como por ejemplo dejar un grifo abierto o no apagar el horno provocando un incendio, su seguro debe entrar en acción. En cambio, si el problema radica en deficiencias estructurales, como una filtración severa o humedades que repercuten en las unidades adyacentes y que no son consecuencia directa de la conducta o mal uso por parte del arrendatario, entonces será la póliza de seguro del dueño la que tendrá que encargarse de los perjuicios, ya que es él quien posee la propiedad.

Por lo tanto, y una vez aclarados los límites de las responsabilidades, al momento de adquirir un seguro de vivienda para un lugar alquilado, es altamente aconsejable que tanto el dueño como el arrendatario posean su respectivo seguro, asegurándose así de que ambas figuras estén debidamente protegidas.

¿Es obligatorio el Seguro de Hogar en viviendas de alquiler?

A pesar de que otros tipos de seguros, tales como los de vehículos terrestres como autos o motocicletas, son de carácter obligatorio, no sucede lo mismo con el seguro de hogar, el cual no es un requisito indispensable ya sea para residencias habituales o viviendas en régimen de alquiler. No obstante, decidir no adquirir esta clase de seguro podría no ser la decisión más astuta si tenemos en cuenta las horas que transcurrimos en el hogar, la variedad de percances que pueden surgir y el valor económico de los bienes en su interior. Es más, la conveniencia de disponer de una póliza para el hogar trasciende cuando se pondera frente a los posibles desembolsos que podríamos enfrentar de no contar con su respaldo.

Por otra parte, es relevante precisar que si se realiza la formalización de una hipoteca, en tal escenario sí se nos exigirá subscribir a un seguro para el hogar. Es también imprescindible que dicho seguro incluya una protección contra incendios, lo que implica asegurar la estructura física de la propiedad, a pesar de que no es imprescindible asegurar los bienes que se encuentren dentro de ella. A este respecto, conviene puntualizar que la elección del proveedor de la póliza no está condicionada al banco que nos otorga el préstamo hipotecario; la ley nos otorga completa autonomía para elegir la entidad aseguradora que más nos convenga.

Coberturas imprescindibles en un Seguro de Hogar para viviendas alquiladas

Tanto si somos dueños de una vivienda como si la alquilamos, resulta fundamental que, previo a la elección de una póliza de seguro de hogar, estemos al tanto de las protecciones imprescindibles a incluir. Dichas protecciones deben brindar, en su esencia, cobertura frente a la Responsabilidad Civil, así como atención al continente y al contenido, dependiendo del tipo de póliza seleccionada.

Coberturas para el inquilino

La póliza de protección inmobiliaria para arrendatarios proporciona seguridad tanto ante situaciones con el propietario como frente a eventualidades que afecten los bienes personales. Este tipo de seguro otorga al inquilino garantías como la Responsabilidad Civil ante daños a terceros, la Indemnización de depósitos o la Protección ante Hurtos. Adicionalmente, con la firma Caser se incorporan beneficios exclusivos, tales como la Asistencia domiciliaria todo el día o Bricocaser, una solución de apoyo y trabajos manuales para el hogar.

Coberturas para el propietario

Como titular de una propiedad en régimen de arrendamiento, es esencial considerar dos variantes de seguros. La inicial es el Seguro de Vivienda tradicional. Este asegura una cobertura completa frente a perjuicios en tu inmueble que no te atribuyan responsabilidad, tales como siniestros ocasionados por incendios, eventos climáticos severos, anegaciones, afecciones eléctricas, etc. Incluye, además, respaldo legal y, esencialmente, la Responsabilidad Civil, que respalda y retribuye los daños que puedas ocasionar en el bien inmueble que repercutan en terceros.

La alternativa secundaria en materia de seguros para el dueño es el Seguro para Propietarios. Este afronta circunstancias como la eventualidad del impago del alquiler por parte del locatario, asegurando la compensación de las mensualidades adeudadas. Así mismo, compensa el atraso en el abono de los servicios básicos y, indudablemente, brinda asistencia jurídica para dirimir conflictos emergentes con el arrendatario.

¿Qué es y en qué consiste un seguro de impago de alquiler?

Enfrentarse a la situación de un arrendatario que no cumple con el pago del alquiler es un riesgo inherente al rol de propietario al poner una propiedad en alquiler. No obstante, el seguro contra el impago de alquileres convierte tu inversión inmobiliaria en un negocio más seguro, pues su función primordial se centra en asegurar la percepción de los ingresos por alquiler. Pero, la pregunta surge inevitablemente: ¿a qué se debe el incremento en la frecuencia y necesidad de adquirir este tipo de seguro?
Hogar

Inquilino no paga el alquiler: qué puedo hacer

Enfrentarse a la adversidad de un inquilino que omite el pago del alquiler es una de las experiencias más desalentadoras para cualquier propietario. Las razones tras esta falta de pago son variadas: la pérdida del empleo del arrendatario, la aparición de gastos extraordinarios, o tal vez el simple hecho de que el inquilino decida no cumplir más con el pago mensual estipulado en el convenio de arrendamiento. Si el dueño de la vivienda no recibe explícitamente una razón válida o un compromiso de pago diferido cuando la situación mejore, el conflicto está inevitablemente en puerta.

¿Si demando al dueño puede él demandarme a mí también?

No pase por alto el hecho de que, si usted mantiene deudas pendientes con el propietario, él podría optar por presentar esos argumentos como defensa frente a sus pretensiones de recuperar la fianza arrendaticia. Por consiguiente, si su deuda supera la cantidad que él le adeuda, iniciar un litigio podría no ser la estrategia más acertada. No obstante, si recibe una demanda de su parte, sería viable plantear una contrademanda para reclamar tanto la restitución del depósito de garantía como cualquier otra suma que él le debiera.

¿Qué puedo hacer si el dueño no devuelve el depósito de alquiler?

  • Primer Paso
    Establezca comunicación con el propietario y solicítele la restitución de su fianza de alquiler.
  • Segundo Paso
    Transcurridos los 21 o 30 días, si aún no ha recuperado su fianza de alquiler, remita una misiva formal al propietario solicitando la devolución de la misma en un plazo de 7 días. Hágale saber que, de no recibir la fianza en dicho plazo, emprenderá acciones legales pertinentes. Es deber del propietario reembolsar la cantidad íntegra de la fianza. (Disponemos de un modelo de carta que puede utilizar. Necesitará contar con Adobe Acrobat Reader para poder visualizarlo. Si requiere asistencia para instalar este software, clique aquí.)
  • Tercer Paso
    Inicie un procedimiento legal contra el propietario en el Tribunal de Pequeñas Causas. Solicite al secretario del tribunal un folleto informativo que detalle el proceso. Dicho folleto también puede consultarse en línea. En su demanda escrita, requiera que el tribunal ordene al propietario indemnizarle con el doble del importe de la fianza más los costes judiciales. El juez dictaminará dicha resolución a no ser que el propietario demuestre en la audiencia justificativos válidos por los cuales retiene la fianza.
    Nota: En el caso de que el propietario resida en la misma construcción y esta comprenda 5 unidades habitacionales o menos, todavía tiene derecho a reclamar la devolución de su fianza, aunque no podrá exigir que le sea reembolsado el doble del monto adeudado.

¿Tiene el dueño que devolverme el depósito de alquiler?

En caso de que acumule deudas de arrendamiento o cause deterioros en la vivienda, el arrendador está en su derecho de sustraer estos costes del fianza de locación. Si la suma que Usted adeuda al propietario excede el monto del fianza de locación, él posee la facultad de iniciar un proceso legal contra Usted.

¿Cuándo el dueño tiene que devolverme el depósito de alquiler?

El propietario está obligado a restituir la totalidad del importe de la fianza o a remitir una misiva explicando los motivos por los cuales no se efectúa la devolución íntegra del mismo. Esta misiva debe ser enviada a la “última dirección conocida de usted” que el arrendador tenga registro. Proporcione al arrendador su dirección actualizada o asegúrese de que su correspondencia se redirija a su nuevo domicilio, con el fin de garantizar la correcta recepción de la comunicación del propietario.

En caso de ser un inquilino sin contrato (ausencia de un contrato de arrendamiento o “lease” por escrito), el propietario está en la obligación de regresar la fianza o, en su defecto, de enviar la carta explicativa en un plazo de 21 días luego de que usted haya desocupado el inmueble y entregado las llaves del mismo. Si usted cuenta con un contrato de arrendamiento o “lease”, es preciso revisar dicho documento para conocer los términos relacionados con este proceso. Si el contrato de arrendamiento no menciona este aspecto, o si otorga un plazo superior a 30 días para la devolución, entonces el arrendador dispone de un plazo máximo de 30 días para efectuar la devolución de la fianza, conforme a la normativa legal vigente.

¿Tiene el dueño que pagarme intereses cuando me devuelva el depósito de alquiler?

No, salvo que exista un convenio previo entre ambas partes. Si su residencia es parte de un programa de subsidio habitacional, revise su Contrato de Arrendamiento o comuníquese con la entidad de vivienda correspondiente en su área. Es posible que el propietario debiera remunerarle con intereses por el monto de su fianza habitacional. (Pulse aquí para acceder a las normativas de un parque de viviendas móviles).

¿Puede el dueño retener el depósito de alquiler por deterioros normales?

No, el propietario no está en su derecho de retener el fianza del inquilino debido a desgastes comunes en la vivienda. Por desgastes comunes entendemos:

  • Moquetas con señales evidentes de uso o con marcas.
  • Los muros con pintura que se ha cuarteado.
  • El abrillantado de los suelos de parquet que se ha ido perdiendo.
  • Capas de pintura que se han desvanecido o perdido su brillo.

Esto implica que el arrendador no puede efectuar cobros por desgastes habituales, tales como repintado o limpiezas de mantenimiento.
Sin embargo, el arrendador sí tiene la facultad de descontar del depósito del arrendamiento los costes para arreglar daños que excedan el desgaste estándar. Ejemplos de daños de esta índole podrían ser:

  • Cristales quebrados.
  • Perforaciones en el revestimiento de las paredes.
  • Acumulación de desechos o pertenencias que deberían haber sido retiradas del domicilio o apartamento una vez desocupado por el arrendatario.
  • Dejar el departamento en una condición de suciedad tal que comprometa la salubridad o seguridad.

Si el departamento resulta afectado por un siniestro natural, un incendio o un acto de vandalismo, comunique la situación al propietario de manera inmediata. El propietario no tiene derecho a exigirle el pago de las reparaciones si ni Usted ni sus invitados han sido los causantes de los perjuicios. También resulta aconsejable presentar un informe ante las autoridades policiales.

¿Qué tipo de notificación debo darle al dueño si me voy a mudar de la vivienda o apartamento?

Si usted es arrendatario sin vínculo contractual (careciendo de un Contrato de arrendamiento o lease por escrito), está obligado a proporcionar al propietario una notificación escrita con un preaviso de 30 días. La fecha de término de dicha notificación debe coincidir con el día en que habitualmente se realiza el pago del alquiler. Tanto usted como el arrendador pueden consensuar un periodo de preaviso más breve, siempre que quede establecido formalmente en documento escrito.

¿Tiene el dueño que mantener el depósito de alquiler en una cuenta bancaria especial?

Por supuesto. Es obligación del arrendador mantener los fondos de las fianzas de alquiler en una cuenta distinta de sus cuentas personales, resguardados de los reclamos de sus deudores. Esto abarca la salvaguarda de sus activos ante un embargo hipotecario del inmueble por parte de un acreedor, así como frente a los administradores concursales en una eventual insolvencia. Si usted indaga, el propietario está en el deber de informarle acerca de la entidad bancaria donde está resguardado su dinero y el número de cuenta correspondiente.

¿Qué es un depósito de alquiler?

Una fianza de arrendamiento constituye una suma económica que usted entrega al propietario al tomar posesión del inmueble o departamento. Dicha cantidad puede ser empleada por el propietario para solventar cualquier pendiente en el pago del alquiler o para la reparación de deterioros causados por el arrendatario en el bien inmueble. No está permitido que utilice la fianza de arrendamiento para abonar el arriendo correspondiente al último mes del contrato, salvo que el propietario lo autorice expresamente.

NOTA: Existen distinciones notables entre un aval de garantía o seguridad y una fianza de garantía. En caso de que su arrendador le proponga adquirir un aval de garantía, es indispensable que consulte nuestras recomendaciones respecto a los avales de garantía.

¿Qué pasa si el dueño vende el edificio?

En caso de que el inmueble que habita cambie de propietario (sea por venta o cualquier otro motivo), el arrendador está en la obligación de transferirle su fianza al nuevo propietario o, alternativamente, de restituirle a usted dicho depósito. En la situación de que el dueño anterior entregue la fianza al nuevo propietario, tiene que remitirle a usted una carta notificándole el cambio, en la que se especifiquen el nombre y dirección del nuevo dueño, así como el monto exacto que fue transferido. Es posible que el arrendador efectúe deducciones de esta suma por conceptos de rentas impagas o perjuicios ocasionados al inmueble. Acceda al modelo de formulario de ejemplo aquí (versión en inglés).

¿Qué cantidad de dinero como depósito de alquiler puede cobrarme el dueño?

El propietario no tiene la facultad de exigirle que abone en concepto de fianza una cantidad que supere el doble del importe del arrendamiento mensual. En caso de que su residencia sea de tipo subvencionada, la fianza requerida debería ser considerablemente inferior. Es aconsejable verificar esta información con el ente regulador de vivienda en su área.

Seguro piso alquiler: ¿para arrendador o para arrendatario?

Previo a profundizar en esta modalidad de seguro residencial, resulta imprescindible considerar las diversas situaciones en las cuales se formaliza un seguro para apartamentos arrendados. En este contexto, es clave referirnos a dos protagonistas: el propietario y el inquilino.

¿Cómo es un seguro para piso de alquiler?

Una póliza de protección para inmuebles arrendados podría confundirse inicialmente con un seguro residencial tradicional. Sin embargo, es un seguro multirriesgo doméstico diseñado específicamente para las necesidades del inmueble. Esto significa, que además de abordar los peligros comunes, incluye coberturas adicionales orientadas a salvaguardar al dueño cuando el inmueble se encuentra bajo arrendamiento.

Este tipo de protección se comercializa bajo denominaciones como seguro de casa para propietarios o póliza para inmuebles alquilados. Existe una variedad entre estos seguros, algunos con características más especializadas y otros con un abanico de coberturas y servicios altamente ventajosos para propiedades en alquiler, entre ellos, la asistencia domiciliaria y el servicio de pequeñas reparaciones.

Así mismo, puedes gestionar su contratación mediante Acierto.com. El procedimiento es sumamente intuitivo y rápido, con una metodología casi enteramente digitalizada.

Adicionalmente, si en algún instante necesitas orientación o el consejo de especialistas, podrás sacar provecho de nuestro saber hacer en la intermediación de seguros. Con una experiencia de más de una década, tenemos un conocimiento exhaustivo tanto de las pólizas que promovemos como del ámbito asegurador, lo que nos capacita para asistirte en la elección precisa de tu seguro.

Seguro de vivienda en alquiler: coberturas

Si consideras un seguro de vivienda que contempla aquellas situaciones posibles en una propiedad arrendada, un seguro para apartamento en arrendamiento representa una de las garantías más exhaustivas disponibles para el resguardo de un inmueble. Y a su dueño. He aquí una enumeración de garantías que puede abarcar un seguro de este tipo para apartamento en arrendamiento, las cuales pueden amparar tanto la estructura como las pertenencias o solamente uno de ellos. Tu decisión determinará la cobertura.

Es importante que sepas que al cotejar seguros de vivienda mediante nuestro servicio en línea, hallarás un completo cuadro comparativo que te ofrece datos pertinentes sobre las protecciones de cada póliza y un análisis detallado de estas realizado por nuestros profesionales.

Asimismo, tendrás la oportunidad de evaluar los precios de seguros para apartamentos en arrendamiento basándote en los elementos que desees asegurar (estructura, estructura y pertenencias o pertenencias, en caso de que seas el arrendatario).

Daños eléctricos

Si únicamente proteges la estructura, esta póliza protegerá contra perjuicios ocasionados en sistemas de electricidad debido a incrementos o decrementos de voltaje, así como por cortes de circuito (entre otros motivos). En el caso de que igualmente protejas los bienes dentro y un fallo ocasiona estragos en dispositivos eléctricos como la línea blanca o en equipos electrónicos (tal como tu computadora), obtendrás un resarcimiento para solventar su arreglo y/o sustitución.

Asistencia legal

Un propietario requiere, quizás más que cualquier otra persona, soporte legal especializado. Esto se debe a que en múltiples ocasiones puede enfrentarse a problemáticas jurídicas vinculadas con el arrendamiento, como por ejemplo, una demanda por desperfectos en la propiedad ocasionados por el ocupante. También es común el caso de tener que desalojar a un arrendatario moroso para proceder con la reclamación del monto que corresponde por falta de pago. Mediante esta protección, los expertos legales de la empresa se hacen disponibles para el cliente asegurado, en concordancia con la delimitación y acuerdos estipulados en el contrato de seguro.

Asistencia urgente

En un hogar (inclusive arrendado), podrían surgir circunstancias que demanden respuestas inmediatas. Como una falla eléctrica o un problema de plomería. O el extravío de las llaves. Ante estos escenarios, la empresa actúa desplegando al experto idóneo para la situación, esto debido a la cobertura de asistencia domiciliaria para emergencias.

Fenómenos atmosféricos

Las compañías de seguros interpretan como eventos climáticos sujetos a la protección de una póliza, elementos como la precipitación pluvial, las ráfagas eólicas, los mantos nivales y las granizadas. No obstante, establecen ciertos umbrales de severidad — referentes al volumen de agua caída cuantificado por metro cuadrado y por hora en lo que respecta a la lluvia y la nieve, y en lo concerniente a la velocidad del aire, en situaciones de perjuicios ocasionados por el viento.

Robo en el seguro para casa de alquiler

Una póliza de seguro para propiedades arrendadas también ofrece protección contra hurtos. En términos de la estructura del inmueble, abarca los daños físicos que pudieran derivarse de un acceso ilícito y los desperfectos resultantes. Al asegurar el contenido (tales como muebles y efectos personales), dichos bienes estarán resguardados bajo esta eventualidad. Adicionalmente, la cobertura del seguro para departamentos en arriendo puede contemplar el reemplazo de cerraduras y llaves como parte de los costos amparados ante sustracción.

Impago de alquileres

Es la esencia de un seguro para apartamentos en alquiler. Puesto que, aparte de los peligros que acechan a la vivienda, es imperativo considerar aquellos contra los cuales necesita resguardarse el dueño. Tal es el caso de una potencial falta de pago del arrendamiento. Varias aseguradoras ofrecen flexibilidad al presentar tal protección de manera opcional, y en ciertas circunstancias, brindando la posibilidad de seleccionar el lapso de tiempo del impago a cubrir. Es común que esta salvaguarda entre en vigencia cuando se ha dado curso a una acción de desalojo.

Daños por incendio en seguro para casa de alquiler

Este tipo de protección varía en su amplitud dependiendo de la aseguradora seleccionada. Entidades como Generali, por ejemplo, ofrecen cobertura para situaciones como la fuga o vertido de sistemas contra incendios, perjuicios ocasionados por el humo y los costos relacionados con la recuperación, entre otros elementos. Normalmente, los perjuicios vinculados con el fuego abarcan el fuego propiamente dicho, el impacto de un rayo y una deflagración.
En tales eventos, la entidad aseguradora compensa conforme al valor de reedificación de la estructura dañada (si se trata del continente) y al valor de reemplazo de los enseres perjudicados o destruidos (si hablamos del contenido).

Daños por agua

Los perjuicios ocasionados por el agua comprenden los daños generados por el influjo acuático: a causa de goteras, por la fractura de un conducto, debido a infiltraciones, por obstrucciones, por no cerrar válvulas adecuadamente… La variedad de situaciones incluidas varía según la entidad aseguradora.

Es común que la empresa encargada cubra los costos de detectar y solucionar el problema. En un seguro bastante integral, es posible que también se responsabilice de encontrar el origen del inconveniente y la subsanación sin causar perjuicios adicionales.

Dónde contratar un seguro para piso de alquiler

Para comprender cabalmente el concepto de seguro de vivienda en alquiler, resulta esencial examinar detalladamente ciertos casos ilustrativos. Consideremos las coberturas diseñadas especialmente para inmuebles arrendados proporcionadas por estas cuatro destacadas compañías de seguros. Sin embargo, nos centraremos exclusivamente en las opciones destinadas a los dueños de las propiedades:

Allianz Plus: dos modalidades de seguro de piso de alquiler

Hemos decidido ofrecer la versión más sencilla, sin embargo, es importante mencionar que Allianz Hogar cuenta con la opción Plus en su modelo Premium, el cual es considerablemente más abarcador. Aun así, la modalidad Básica Plus de Allianz con protección antirrobo proporciona una protección integral. Esta extensión es particularmente útil para los propietarios de inmuebles arrendados, pues su finalidad es brindarles apoyo.

De este modo, dentro de las prestaciones que ofrece se encuentra la garantía ante la falta de pago del arrendamiento por parte de los arrendatarios. Además, ofrece un conjunto extenso de seguridades que resguardan los bienes inmuebles contra diversas contingencias: perjuicios provocados por incendios, eventos atmosféricos adversos, estragos generados por agua, hurtos, averías eléctricas (hasta 500 euros), daños estéticos (cubriendo hasta 1.000 euros) y los producidos por impactos.

Por si fuera poco, asume hasta un 10 % de las erogaciones provocadas por un siniestro y la Responsabilidad Civil (tanto general como por polución ambiental) con montos indemnizatorios que pueden alcanzar los 300.000 euros. Asimismo, incorpora servicios de soporte inmediato en el hogar (incluyendo cerrajería, electricidad, seguridad y plomería), atención médica a distancia y asesoramiento legal.

Línea Directa: el seguro de piso de alquiler que protege a todos

El Plan de Seguro para Residencias de Arrendatarios y Propietarios de Línea Directa introduce un concepto revolucionario: una póliza que ampara simultáneamente al dueño y al arrendatario. Esto se debe a que abarca tanto la estructura del inmueble (protegiéndola de perjuicios ocasionados por fuego) como los bienes contenidos en ella (ante sustracciones o “cualquier contratiempo que cause daño o invalidez de estos”).

Y proporciona beneficios concretos para ambos partícipes. Para el dueño, la garantía de que no habrá pérdidas de renta no satisfechas y obtendrá soporte jurídico tanto en la elaboración de pactos como en situaciones conflictivas derivadas de la tenencia. Para el arrendatario, la seguridad de disponer del apoyo del seguro al momento de demandar el retorno del depósito de garantía o si sus pertenencias se ven afectadas.

La mayor protección que le corresponde al dueño es la de menoscabos e indemnizaciones del inmueble. Está diseñada para asistirle en la preservación del estado habitable del hogar, tal como manda su obligación. De tal forma, incluye servicios como la actualización o cambio parcial de tuberías y sistemas de desagüe, el cuidado y mantenimiento de techo, piso y muros, y la corrección de desperfectos en aparatos domésticos. Además, ante situación de hurto, se indemnizan los desperfectos estéticos.

En qué fijarte cuando busques seguro de piso de alquiler

Suscribir una póliza de seguros implica asumir un compromiso que, como mínimo, se extiende durante un año completo. La selección apropiada de la aseguradora es un punto crítico: debe ser la entidad que esté a tu lado en los momentos en los que más la requieras. Por ello, resulta esencial que, más allá de tarifas atractivas o promociones tentadoras, pongas tu atención en el comportamiento de la compañía en los instantes decisivos.

Para lograr una decisión informada, es imprescindible analizar minuciosamente las estipulaciones de la póliza y prestar atención a una lista de elementos fundamentales. Asimismo, puedes depositar tu confianza en Acierto.com: nuestros expertos te orientarán con absoluta claridad acerca de los pormenores significativos de la póliza. De esta manera, tendrás la certeza plena de lo que estás adquiriendo.

He aquí los elementos fundamentales que debes considerar en una póliza de seguros para una vivienda en alquiler:

Límites y exclusiones

Representan “los fundamentos” del texto en letra minúscula. Ahí se detalla bajo qué circunstancias la póliza de seguro, por decirlo de algún modo, no cumple con las expectativas iniciales. Dado que puede proporcionar protección contra una variedad de contingencias y perjuicios, pero es crucial el modo en que estos suceden (entre otros aspectos). O el tipo de perjuicio, dentro del alcance de una cobertura. Tomemos, por ejemplo, que puede amparar los daños provocados por el vertido de líquidos, pero no si se debe a que alguien no recordó cerrar una válvula. O si resultan de una deficiente conservación de las estructuras.

Sumas aseguradas

Respecto a las cuotas no abonadas (duración de la cobertura) así como los perjuicios intencionados causados por el arrendatario o afecciones al inmueble, resulta vital que estés al corriente de estos importes desde el comienzo en vez de percatarte, en la ocasión menos apropiada, de que la compensación que te brindan no alcanza. O de hallarte en un escenario de exceso de seguro o de cobertura insuficiente.

Coberturas para la protección de alquiler

Constituyen el núcleo esencial de una póliza de seguro para apartamentos de alquiler. Esta debe proporcionar cobertura para diversas contingencias, incluyendo la falta de pago del arriendo, la imposibilidad de habitar el inmueble a raíz de un siniestro (y la resultante interrupción de ingresos por rentas), la defensa jurídica para proceder al desalojo de un arrendatario, los perjuicios materiales provocados por el mismo, entre otras. Lo óptimo sería que se incluyeran todas estas coberturas. No obstante, lo indispensable es que ofrezca al menos algunas soluciones concretas que se alineen perfectamente con tus exigencias.

Es legal alquilar un piso sin seguro y otras preguntas frecuentes

Es comprensible que surjan interrogantes acerca del seguro de vivienda en arrendamiento. ¿Acaso es un seguro de casa común? ¿Quién está en potestad de contratarlo? ¿Su adquisición es mandatoria? Estas son algunas de las incertidumbres que comúnmente se presentan entre los inquilinos y propietarios. En la siguiente sección, procuraremos esclarecer el asunto respondiendo a las inquietudes más habituales con respecto al seguro de vivienda en arrendamiento.

Si finalizas la lectura de esta sección y aún persisten dudas, no permitas que te abrumen: Conéctate con nuestro servicio de atención al cliente o ingresa tus datos en nuestro buscador comparativo para que podamos ponernos en contacto contigo.

¿Por qué asegurar piso alquilado?

A pesar de que no resulta mandatorio el uso de un seguro, esta alternativa es la más conveniente para el resguardo de vivienda en régimen de arriendo. La finalidad del seguro destinado al alquiler, también llamado seguro por falta de pagos del arrendamiento, consiste en asegurar la percepción de la renta ante posibles situaciones de morosidad, así como la verificación de que todos los procesos legales correspondientes estén bien fundamentados.

En su núcleo, proteger un inmueble bajo alquiler mediante el seguro de no pago del arrendamiento representa una solución más segura y efectiva que optar por un depósito de garantía o un aval bancario. No solo salvaguarda tu propiedad, sino que también ampara diversas facetas implicadas en su arrendamiento. A continuación, te exponemos algunas de las coberturas que suele ofrecer este tipo de seguro:

  • Pago de las rentas no abonadas.
  • Compensación económica ante deterioros provocados por vandalismo, sustracción de bienes o desperfectos en la propiedad.
  • Defensa frente a posibles perjuicios de los bienes muebles del domicilio.
  • Asesoramiento legal inmediato frente a inconvenientes con el contrato de arrendamiento.
    Por otro lado, a pesar de que el seguro puede ser adquirido tanto por dueños como por arrendatarios, es importante recalcar que el dueño del inmueble siempre resultará el principal benefactor.

Recomendación de lectura: Administración completa de alquileres: ¿en qué consiste y qué abarca?

Cómo alquilar piso con garantía de cobro

Una preocupación común al ser propietario de un inmueble destinado a la renta es la de cómo proceder para garantizar un alquiler seguro y con todas las protecciones debidas. Es esencial que dediques tiempo a examinar detenidamente la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), que puedes consultar en el Boletín Oficial del Estado.

Este texto legal abarca la totalidad de las responsabilidades y derechos que deben observar tanto los arrendatarios como los dueños de la propiedad objeto de arrendamiento.

La fianza, una garantía obligatoria

Para asegurarse de recibir el pago por el arriendo, el arrendatario debe entregar la garantía al momento de la rúbrica del acuerdo de arrendamiento. El importe de la garantía equivale al de un mes de alquiler y se deposita a favor del dueño del inmueble.

Al concluir el contrato de arrendamiento, el propietario reembolsa la garantía al arrendatario. Sin embargo, este proceso puede no ejecutarse siempre. La restitución de la garantía puede ser retenida si ocurren ciertos incidentes a lo largo del tiempo de arriendo:

  • El inquilino incurre en incumplimiento del abono del alquiler mensual.
  • El inquilino provoca daños o deterioros en el inmueble arrendado.
  • La higiene del domicilio no se encuentra en un estado adecuado.

¿Qué puedes hacer para asegurar el cobro de la renta de tu alquiler?

A lo largo de la etapa de alquiler, hay ciertas medidas que puedes tomar para garantizar la recepción del pago por el arrendamiento de tu propiedad. Considerando lo anteriormente mencionado, las acciones habitualmente adoptadas para asegurar el percibo de la renta mensual son las que procedemos a enumerar a continuación.

Contrata un seguro de impago de alquileres

La póliza de arrendamiento constituye un mecanismo esencial para prevenir la falta de pago en el arriendo por parte del arrendatario. Por consiguiente, su adquisición conllevará un incremento en la excelencia del servicio de renta, además de economizar tiempo en lo que respecta a su administración.

Asegura el cobro del alquiler de forma sencilla

Ahora que estás familiarizado con las estrategias para garantizar la recepción del pago por arrendamiento, encontrarás que el procedimiento para poner en alquiler tu apartamento será más sencillo. En Bemadrid, te proporcionamos todo el apoyo requerido para que el proceso sea extremadamente fluido. Este nivel de eficiencia se debe a un conjunto de profesionales comprometidos con asegurar la capacidad de pago de cada arrendatario. De igual manera, ponemos a tu disposición una herramienta de cálculo de rentabilidad que te permitirá estimar las ganancias probables de arrendar tu propiedad. Para obtener más detalles, ¡estamos a tu disposición!

Ofrece en arrendamiento tu apartamento y libérate de incertidumbres: 0% de impago. Nos responsabilizamos en el caso de que el arrendatario incumpla con el pago.

Buscar

junio 2024

  • L
  • M
  • X
  • J
  • V
  • S
  • D
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30

julio 2024

  • L
  • M
  • X
  • J
  • V
  • S
  • D
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
Habitaciones
Precio
Comodidades
Facilidades

Comparar listados

Comparar