Trucos para mantener limpio un piso mientras lo alquilas

Mantener nuestro inmueble destinado a arrendamiento en un estado impecable de higiene es esencial para potenciar la rapidez en la gestión de arrendamientos. La pulcritud es, sin duda, uno de los atractivos que facilitan a los futuros arrendatarios a decidirse por un lugar. No obstante, para conservar un espacio pulcro y brillante durante periodos extendidos, ya sean días, semanas o meses, es imprescindible aplicar una serie de recomendaciones; de lo contrario, la necesidad de realizar limpiezas será mucho más frecuente. Así que prepárate para anotar, porque estos consejos van a captar tu atención.

 

Casa siempre vista para recibir visitas

Cuando un arrendatario explora una propiedad para rentar, su atención se enfoca inicialmente en aspectos como las amenidades, los espacios, la condición y la higiene del lugar. Mantener un inmueble impecable durante períodos de inactividad y ausencia puede resultar desafiante; no obstante, siguiendo algunos consejos básicos, es posible lograrlo:

Rutinas

Las prácticas cotidianas resultan cruciales cuando se ambiciona minimizar el tiempo empleado en asear una propiedad arrendada. Por caso, previo a efectuar un recorrido por la morada en renta ocupada por arrendatarios, es posible ordenar y airear el espacio; en tanto, al concluir, reinstaurar los objetos en su lugar, emplear un spray aromático, escobar y limpiar los suelos… Destinar diariamente algunos instantes a labores específicas nos facilitará mantener el inmueble en un estado impecable constantemente.

Lo justo y necesario

Cuando alquiles la propiedad con muebles, no es imprescindible que abunden, ten presente, la simplicidad es preferente, en todos los aspectos, opta por piezas de mobiliario útiles, versátiles y de diseño contemporáneo. Al decidirte por elementos esenciales, el aseo se reduce. Además, elementos artísticos como pinturas, esculturas y adornos, tienden a acumular polvo, y es aconsejable neutralizar el carácter personal del espacio antes de ofrecerlo en arrendamiento.

Prevención

Para garantizar que nuestro departamento arrendado se mantenga impecable, es fundamental adoptar una actitud proactiva, asegurándonos de ordenar o asear justo después de utilizar cualquier objeto. La clave radica en estar extremadamente atentos a nuestras acciones y a las posibles manchas, tomando cartas en el asunto de manera instantánea, lo que, sin duda, contribuirá a que el hogar resplandezca en todo su esplendor.

La importancia de ventilar

Prevén la sensación de aire viciado en el inmueble a disposición para arrendamiento, y asimismo, en áreas críticas como el sanitario, asegura una ventilación cotidiana para obviar la concentración de humedad. Si se presentara cualquier escape, o señal de humedad, procede con la reparación y aplica una nueva capa de pintura para prevenir la aparición de hongos, además de impedir la proliferación de microorganismos y bacterias.

Programa días de limpieza

A pesar de querer minimizar las sesiones de aseo, es imprescindible establecer jornadas específicas para el saneamiento. Diseña una agenda y prioriza las áreas cruciales. Toma en cuenta que, aparte de la acumulación de polvo, cocina y sanitarios son espacios que demandan una higiene minuciosa. No menos importante es el cuidado de pisos y ventanas, todo lo que se percibe a simple vista, debe mantenerse en estado prístino.

Protectores

Para asegurarte de que la limpieza reine en tu propiedad de arrendamiento y que deslumbre en su máxima expresión durante las visitas, una excelente estrategia es proteger los muebles con láminas de plástico y quitarlas justo cuando se esperen los recorridos. Asimismo, es prudente aplicar la misma táctica en elementos como colchones y sofás… en cuanto a las camas, además de utilizar protectores de colchón, resulta esencial que estén correctamente hechas ante la llegada de visitantes, mejorando su presentación y reduciendo la acumulación de polvo. El uso de fundas en los sofás contribuye significativamente a preservar el aspecto impecable de la tapicería, y al igual que cubrir el resto del mobiliario para resguardarlo del polvo, estas se pueden retirar justo cuando los potenciales arrendatarios vengan a conocer la propiedad.

Comprueba ventanas y puertas

Un excelente aislamiento es esencial para impedir la entrada de impurezas, por ello, resulta crucial que nuestras ventanas y puertas sellen de manera adecuada. Aparte de mantenerlas en un estado pulcro, te sugerimos la utilización de selladores de goma, los cuales contribuirán a bloquear no solo la invasión de suciedad, sino también la del frío.

Mantén tu casa limpia sin esfuerzo

Nadie considera una pasión el arduo trabajo de limpiar espacios, sin embargo, es una tarea ineludible. Esencialmente, si deseamos concretar un arriendo duradero en corto tiempo.

En caso de que debas encargarte personalmente de la limpieza por no poder optar por profesionales, dispones de estos 5 estrategias efectivas para mantener tu hogar impecable y con sensación de recién renovado constantemente.

Desde siempre, el reto mayúsculo de la limpieza ha sido el piso. ¿Acaso hay quien no arrastra la escoba y pasa el mocho cada uno de los días del año? Con la invención de los robots de limpieza, esta rutina puede quedar en el pasado. Confía en estos dispositivos para otorgar a tus suelos una limpieza perfecta de manera sencilla e independiente.

El segundo consejo para los detallistas del aseo que desean conseguir un arrendatario sin demoras implica garantizar que el ambiente del hogar se perciba limpio y aireado. Ventila a diario los cuartos por un tiempo sustancial y con ello combate la humedad y los olores desagradables. Complementa esta tarea con el uso de un deshumidificador y fragancias de aromas suaves.

Después de lo sencillo, abordamos una tarea menos deseada por la mayoría, ¡la limpieza a fondo! En otras palabras, si te encuentras viviendo en el espacio mientras está en proceso de alquiler, es imperativo limpiar de inmediato cualquier desorden que generes. Ya sean los platos, las superficies como mesas, encimeras o la puerta de la ducha. Un pequeño acto que ahorra posteriores maratones de limpieza intensiva.

En el penúltimo tip para conservar un hogar aseado mientras espera nuevo propietario es clave mantener la organización en el espacio. Una vez que todo esté en su lugar al principio, lo demás será sumamente fácil, ya que solo necesitarás sostenerlo.

Con cada objeto en su sitio, la cama hecha al despertar, y los adornos colocados correctamente, verás que la apariencia pulcra del lugar se mantiene por sí sola.

Para concluir, manipula la iluminación y percibirás una transformación instantánea. En este quinto truco de limpieza y organización te brindamos un consejo sencillo que potenciará la hospitalidad y amplitud de tu hogar, haciéndolo lucir más atractivo a la mirada de posibles inquilinos.

Consiste en evitar que tu casa proyecte la sensación de ser una caverna, sino más bien, favorecer la entrada de luz natural abriendo cortinas y sumando tonos claros en decoraciones y textiles para reforzar una atmósfera acogedora y abierta.

¿Preparados para conseguir un inquilino en breve? Esta es tu gran oportunidad.

Varios trucos para mantener tu casa limpia mientras la vendes o alquilas

Te brindamos múltiples recomendaciones con el objetivo de conservar tu hogar impecable en momentos de comercialización o arrendamiento.

Haz una buena limpieza de vez en cuando

En el caso de que la vivienda se mantenga deshabitada por extensos periodos, es seguro que la suciedad se hará presente. Realizar acciones tan básicas como emplear la aspiradora con detenimiento sobre cada superficie, abarcando también las paredes, y la utilización periódica de un trapo ligeramente mojado impedirán que el polvo se concentre en exceso.

Vigila bien la humedad en el cuarto de baño

Es crucial estar atento a la presencia de manchas provocadas por la humedad, las cuales suelen ser frecuentes en áreas como el baño. La ausencia de una adecuada circulación de aire conlleva rápidamente a la formación de moho y la emisión de olores desagradables. En situaciones de goteras, infiltraciones o fallos en las instalaciones, es imprescindible llevar a cabo una reparación inmediata.

Mobiliario y accesorios, los justos

El hogar necesita proyectar un aspecto atrayente, eso es indiscutible. Sin embargo, esto no implica que se encuentre saturado de mobiliario, lámparas de sobremesa, obras de arte y elementos ornamentales. Cada uno de estos artículos pueden convertirse en imanes para el polvo y la mugre. ¿Qué hacer al respecto? Conserva solo lo esencial.

Las alfombras y cortinas pesadas atraen demasiado polvo

Indudablemente, las moquetas y cortinajes gruesos están automáticamente excluidos. Si prefieres no tener las ventanas al descubierto, opta por reemplazar los pesados cortinados con persianas. Manténlas enrolladas para evitar que acumulen polvo y solo despliégalas cuando sea necesario enseñar la vivienda.

Con una decoración minimalista, no solo se acumulará menos suciedad en el hogar, sino que también resultará siempre más sencillo y ágil llevar a cabo una limpieza rápida. Es el viejo truco de ‘asear lo que inquiriría tu suegra’.

Implementa el uso de cubiertas y colchas

Por un lado, servirán para resguardar tus muebles y sillones y, por otro lado, impedirán que el polvo se adhiera a los tejidos o tapizados, evitando que estos presenten un aspecto descuidado. Es conocido que el polvo se hace especialmente notorio en tejidos específicos y en mobiliario de tonalidades oscuras.

Colocar estas cubiertas puede resultar algo tedioso, pero reflexiona sobre el tiempo que economizarás al no tener que pasar la aspiradora por sofás o camas, ni limpiar mobiliario. Justo antes de la exhibición de la vivienda, tan solo tendrás que retirar las protecciones y almacenarlas para que todo luzca impecable.

Limpia el lavamanos y el espejo del baño

En seguida notarás la diferencia, y apenas invertirás unos minutos en hacerlo. Aplica en el espejo un poco de producto limpiacristales (o mezcla a partes iguales de vinagre blanco y agua) y pásale un papel de cocina desechable o un paño de microfibra. Emplea el mismo paño para darle una pasada al lavabo, asegurándote de remover las manchas alrededor de la llave. Dedica unos momentos a esto al iniciar el día y delega esta tarea si tienes la oportunidad.

Rocía cada día la ducha y la bañera con un limpiador

Finaliza tu aseo diario y, mientras las superficies aún permanecen húmedas, aplica un spray de limpieza cotidiana (productos para la limpieza diaria de la ducha). Lograrás prevenir la formación de manchas de cal y facilitarás la tarea de limpieza. Además, aprovecha para pasar una toallita desinfectante de un solo uso (tal como las Toallitas Desinfectantes de Lysol) por el exterior del váter, y haz uso de un producto limpiador específico y un cepillo para higienizar el interior del retrete. Adopta esta rutina por la mañana y delega al último adulto que se duche la responsabilidad de ejecutarla.

Limpia los mesones de la cocina, el fregadero y la estufa

Inicia el aseo pasando un trapo ligeramente mojado por las encimeras de la cocina para eliminar residuos alimenticios. Ten presente que las encimeras, debido a su naturaleza porosa, se convierten en un ambiente propicio para la proliferación de microorganismos; por lo tanto, aplícales a diario una solución limpiadora que incluya esencias de vinagre o cítricos y asegúrate de secarlas perfectamente. Para el mantenimiento cotidiano de la cocina, aplica un producto desengrasante y procede a secar con papel absorbente de un solo uso. Después de colocar la vajilla en el lavaplatos, da una pasada al fregadero utilizando una esponja y unas gotas de detergente líquido. Repite esta acción cuantas veces sea necesario.

Limpia las sillas de la cocina y el comedor

En caso de contar con pequeñuelos o angelitos de tus hijos en el hogar, estás familiarizado con el estado en que terminan los asientos tras la hora de la comida. Emplea una aspiradora portátil (atento a mi recomendación en el punto número 9), asegurándote de remover cada pequeña miga y trozos de alimentos que se encuentren en las sillas, poniendo cuidado extra en el espacio donde se unen el asiento y el respaldo. Si tus sillas de la cocina son de cualquier material menos tela, es aconsejable pasar un trapo ligeramente húmedo para eliminar cualquier tipo de suciedad adherida. Es preferible realizar este procedimiento al concluir la comida nocturna.

Barre y limpia el piso de la cocina

En escasos lugares se congrega tanta mugre como en las superficies de nuestra cocina, ¿no es así? Es recomendable efectuar un barrido cotidiano de estas zonas para eliminar los residuos alimentarios y prevenir su dispersión por otros espacios del hogar. Posteriormente, emplea una mopa con un limpiador integrado y una franela desechable. En función de la naturaleza de tu suelo, tienes la opción de elaborar una solución de limpieza casera combinando agua tibia con unas gotas de vinagre de uso culinario. Procede con esta tarea tras finalizar el almuerzo o la comida.

Tiende la cama y ahueca las almohadas

Asegurarse de arreglar la cama diariamente es la estrategia asegurada para mantener el aspecto agradable de la habitación en todo instante. Agita con vigor el tendido de tu cama (preferentemente con la ventana abierta, si el tiempo lo favorece), dales volumen a los cojines y extiende con cuidado el conforter o la manta. Establece como rutina el lavado de tus sábanas en agua a alta temperatura cada siete días. En caso de que seas sensible a los ácaros, no olvides proteger tanto la almohada como el colchón con un forro especial. Realiza este proceso al iniciar el día.

Recoge la ropa de cada día

Después de arreglar el lecho, invierte unos momentos diariamente para acomodar las prendas en el ropero y para situar adecuadamente las joyas y complementos. Si mantienes un orden riguroso en tu guardarropa, esta tarea te consumirá apenas 5 o 10 minutos cada día, mas simplificará enormemente tu cotidianidad… en especial en esos amaneceres de carreras. El momento idóneo: al alba.

Desempolva sin levantar más polvo

Ante el crecimiento de las alergias que padecemos hoy en día, resulta esencial y beneficioso para nuestra salud dedicar unos cuantos minutos diarios a la eliminación del polvo. Y cuando hablo de eliminar, ¡no aludo a simplemente trasladarlo de un sitio a otro! Si todavía no lo has hecho, es hora de despedirte de tu anticuado plumero y optar por uno fabricado con microfibra. Este material tiene la capacidad de capturar y confinar el polvo, funcionando como un potente imán, además de ser sencillo de lavar en la lavadora (recuerda usar agua fría y evitar el suavizante). Puedes llevar a cabo esta tarea en cualquier momento del día.

Aspira y barre con una escoba portátil

Para un aseo veloz de tus suelos sin recurrir al voluminoso aspirador ni conectar cables, te recomiendo optar por las escobas eléctricas de mano. Su autonomía no excede los 10 a 15 minutos, no obstante, eso es suficiente para un cuidado diario eficaz. Prefiero la versión con bolsa; solo tienes que liberar el espacio del depósito acumulador de basura de forma periódica, ¡y voilà!

Protocolo de limpieza para apartamentos turísticos

El mantenimiento higiénico de su apartamento vacacional es un factor crucial para enriquecer la calidad de la estancia que brinda a los viajeros.
Y es que hay un abismo de diferencia entre un hospedaje acogedor y uno que repugna por su falta de limpieza y desorganización. De hecho, si revisa los comentarios de usuarios en plataformas como Airbnb o Booking, notará que los huéspedes hacen una clara distinción entre ambos.
Cuando toca efectuar una limpieza profunda tras cada visita, es común que se pasen por alto ciertos recovecos del apartamento. Sin embargo, los visitantes, al hacer uso prolongado del espacio, percibirán estos detalles sin demora.
Para asegurar que todo esté en orden, es indispensable adoptar un sistema de higienización específico para su inmueble de alquiler vacacional que se ajuste a las siguientes pautas.

Especial cuidado con la cocina

Un motivo esencial que inclina a los viajeros a decantarse por rentar un departamento para turistas en lugar de optar por un hospedaje en hotel es la oportunidad de contar con una cocina completamente dotada.

Así pues, resultaría decepcionante para ellos descubrir una capa espesa de grasa en el horno o manchas de condimento en el microondas.

En el área de la cocina, es fundamental asegurarse de que el interior de los electrodomésticos se mantenga tan impoluto como su fachada. Esta premisa es aplicable a la par en lo que respecta a cajones y alacenas.

Es igualmente importante verificar que debajo de estos artefactos no se escondan restos de alimentos como migajas de pan u otros residuos culinarios.

Empiece por lavar los tejidos

Indumentaria para el lecho, cobertores y paños; inicie la higienización de su alojamiento turístico priorizando los tejidos.
Dado que activar el ciclo de lavado consume minutos valiosos, podrá ocuparse de otros quehaceres domésticos en simultáneo. De este modo, no precisará aguardar la culminación del programa de lavado y concluirá el aseo con mayor celeridad.

Limpieza impecable del baño

La higiene del cuarto de aseo es fundamental a la hora de evaluar el nivel de limpieza de un hospedaje. Así que asegúrese de que brille de limpieza.

La realidad es que los baños están propensos a la acumulación de humedad, lo que puede derivar en manchas desagradables que podrían desanimar a quienes se hospeden.

Por ello, verifique que cada elemento, desde la cortina del baño hasta la alfombra, esté impecable. Además, inspeccione cuidadosamente el sellado entre baldosas y paredes para descartar la presencia de hongos, lo cual podría dejar una impresión negativa.

Finalice la limpieza con el suelo

Todo está predestinado a terminar reposando en el pavimento y, mientras se realiza el aseo del suelo, es muy factible que se derramen pequeñas gotas de líquido limpiador o inclusive mechones de cabello.

En consecuencia, le sugerimos concluir la higienización de su espacio turístico con la pulcritud del suelo, iniciando por los aposentos más distanciados del acceso principal. Así, cualquier elemento que haya podido desprenderse durante la faena de limpieza quedará incorporado a la última pasada del mocho.

Encuentra más información acerca de la limpieza en apartamentos dedicados al turismo.

Limpiar el piso de arriba hacia abajo

La secuencia adoptada al higienizar los muebles de un apartamento tiene un impacto directo en la calidad de la limpieza.
No tiene sentido higienizar, tomemos como caso, el escritorio de la sala de estar si a continuación se desempolva las repisas. El polvo previamente depositado descenderá y reposará sobre la superficie del escritorio que acabamos de asear.
Entonces, es esencial iniciar el desempolvado por los elementos situados en lo alto y proseguir con aquellos muebles y objetos que se posicionan a un nivel inferior.

Objetos que se manipulan con frecuencia

En ocasiones, nos olvidamos de higienizar determinados componentes de nuestro hogar. No obstante, por su constante manipulación, se contaminan rápidamente.

Botones de luz, manijas, bordes de las ventanas o incluso los controles remotos son artículos que frecuentemente entran en contacto con nuestras manos durante nuestra permanencia en el lugar. La realidad es que los visitantes prestarán atención a las superficies donde colocan sus manos y, si estos no se encuentran pulcros, percibirán la suciedad al instante.

Definir las etapas de la limpieza del piso

Los descuidos ocurren debido a la falta de un método definido o, en otras palabras, un hábito en la higienización del hospedaje. Al efectuar la limpieza de forma inconsistente, resulta sencillo omitir ciertos quehaceres.

Por lo tanto, le sugerimos establecer la secuencia de acciones a emprender. Hallará mayor sencillez en adherirse a un plan preestablecido si anota estos pasos en un documento escrito, lo que, además, optimizará su tiempo.

Reponer antes de limpiar

Si su departamento cuenta con dispositivos para dispensar jabón y shampoo, o si proporciona insumos básicos como sal, aceite y condimentos, es recomendable reabastecer aquellos que se han consumido completamente antes de proceder con la tarea de limpieza.
De esta forma, si ocurre algún derrame, prevenimos la necesidad de una segunda limpieza en las áreas afectadas.
Aproveche también para verificar que los envases de conservas, productos en lata y alimentos liofilizados que guarda en sus alacenas no hayan excedido su fecha de caducidad. Lo último que querríamos es que sus inquilinos sospechen de intenciones nocivas por su parte.

Desinfectar apartamentos turísticos ante el coronavirus

La industria del turismo ha sido indiscutiblemente una de las más afectadas a raíz de la crisis sanitaria provocada por el COVID-19. En consecuencia, resulta lógico que quienes administran alojamientos vacacionales busquen implementar acciones rigurosas en términos de limpieza y desinfección de sus estancias.

Con el fin de minimizar el riesgo de transmisión del coronavirus, es crucial comprender que hay una marcada diferencia entre el acto de limpiar y el de desinfectar un ambiente turístico.

  • Limpiar implica la remoción de impurezas y residuos visibles. Esta operación es el paso inicial antes de proceder a la desinfección. La limpieza resulta imprescindible para asegurar que los agentes desinfectantes surtan el efecto esperado.
  • Desinfectar se refiere al empleo de métodos o sustancias capaces de eliminar microorganismos patógenos como bacterias, hongos, algas, virus y otros microbios que puedan hallarse en el aire o sobre superficies diversas. Para esta finalidad, utilizaremos sustancias con propiedades bactericidas contra bacterias, virucidas contra virus, fungicidas contra hongos o insecticidas para los insectos.

¿Cómo desinfectar un apartamento turístico?

Es fundamental reconocer que el COVID-19 puede sobrevivir en distintas superficies, y esto nos obliga a ser conscientes de que cualquier elemento puede ser un foco de contagio tras ser utilizado.
Por consiguiente, es prudente contemplar la esterilización de todas las áreas del alojamiento una vez completado el aseo general.
Preste atención a los puntos que demandan una rigurosa higienización:

  • Limpieza profunda del hogar: es crucial iniciar por los objetos de uso cotidiano. Tales como interruptores, manijas, equipamiento y aberturas, escritorios, controles remotos, el intercomunicador y cualquier elemento que potencialmente haya entrado en contacto con los inquilinos.
  • Esterilización de la cocina: los armarios, ya sean superiores o inferiores, los cajones, la superficie de trabajo, los fogones y todos los artefactos de cocina. Se recomienda lavar a temperaturas elevadas paños y mantelería.
  • Esterilización del aseo: el pomo de la regadera, las llaves del agua, el retrete y el bidet. Es aconsejable lavar a alta temperatura las toallas y la esterilla del baño.
  • Esterilización de la habitación: las mesillas, los roperos y también las mesitas junto a la cama. Se debe hacer un lavado en caliente de las fundas de almohada y de la ropa de cama.
    Para transmitir una sensación de seguridad adicional, lo óptimo sería ofrecer un folleto a los visitantes describiendo las acciones de esterilización ejecutadas en el departamento de uso turístico.
    Descubre más detalles en nuestra publicación: Métodos para higienizar una vivienda de alquiler.

Limpieza a fondo de apartamentos turísticos

Además de la higiene y esterilización que se ejecutan tras cada nuevo huésped, es prudente llevar a cabo una limpieza profunda del inmueble turístico de manera periódica.
Ciertos rincones de la vivienda se contaminan menos, pero con el transcurrir de los meses, todo empieza a recolectar suciedad o demanda pequeñas reparaciones.
Por este motivo, seleccione 4 jornadas al año para realizar una limpieza exhaustiva del hogar: desmontar y lavar las cortinas, limpiar las cubiertas de los almohadones, repasar las patas de mesas y sillas, vaciar y limpiar a fondo cada cajón o bien mover los muebles de gran peso.
Es la ocasión perfecta para ajustar nuevamente los tiradores de las puertas de los armarios que se han aflojado, así como para llevar a cabo mantenciones que no se pueden desarrollar durante el ciclo habitual.
Adicionalmente, estas fechas pueden ser las óptimas para reflexionar sobre estrategias más eficientes de mantener el apartamento aseado:

  • Deshaciéndose de aquellos elementos que acumulan suciedad en exceso.
  • Intercambiando ciertos enseres por otros que permitan una limpieza ágil y eficiente.
    De esta manera, logrará economizar tiempo en las tareas de limpieza de rutina.

Conseguir más recomendaciones positivas para su piso turístico

La contentura de los visitantes representa el elemento crucial para asegurar un flujo constante de clientes en su inmueble para alquiler vacacional.

En realidad, los portales de arrendamiento de propiedades de uso turístico ponderan enormemente las reseñas de los clientes para incrementar la exposición de su propiedad en sus plataformas, y es un hecho que dichas opiniones son un referente para la toma de decisiones de los viajeros.

Sin embargo, mantener el estándar de excelencia en su estancia turística puede ser un desafío, particularmente si está al frente de múltiples unidades o si su agenda no le permite dedicarle el tiempo necesario a esta labor.

Por tal motivo, bemadrid pone a su alcance un servicio especializado en la limpieza de estancias turísticas, concebido con el objetivo de proporcionar el más alto grado de contento a sus visitantes.

Desde una limpieza integral hasta la sanitización del apartamento turístico, incluyendo la coordinación de los check-ins y check-outs, en nosotros hallará el respaldo integral que su negocio requiere.

Buscar

junio 2024

  • L
  • M
  • X
  • J
  • V
  • S
  • D
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30

julio 2024

  • L
  • M
  • X
  • J
  • V
  • S
  • D
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
Habitaciones
Precio
Comodidades
Facilidades

Comparar listados

Comparar