¿Es legal subalquilar habitaciones en un piso de alquiler?

Bemadrid - Alquiler de pisos temporales en Madrid

La práctica de subarrendar o ceder en alquiler espacios como habitaciones suscita una gran cantidad de interrogantes en nuestro consultorio de arrendamientos, entre las que destacan: ¿Es conforme a la ley?, ¿Necesita ser notificado al dueño del inmueble?, ¿Cuál es el procedimiento adecuado? Aquí despejamos estas y otras inquietudes adicionales.

 

¿Qué es el subalquiler de habitaciones?

En la reciente década, diversos arrendatarios optan por subarrendar una sección de su hogar alquilado por múltiples razones. Así, el subinquilino asume el papel de arrendatario frente al original, y el arrendatario inicial adquiere el rol de arrendador con respecto al individuo al que se ha cedido una parte de la vivienda. Este fenómeno es común, sobre todo, en residencias de estudiantes o en departamentos habitados por un único morador.

Guía esencial para comprender el subarrendamiento en propiedades de alquiler

Al firmar un contrato de alquiler, el arrendatario se compromete con el dueño del inmueble a cumplir con un conjunto de condiciones que regirán la duración de su estancia en la propiedad.

Es fundamental que los inquilinos presten especial atención a los términos que definen las actividades permitidas dentro del hogar, incluidas las posibilidades de uso y si cuentan con la autorización para ceder espacios a terceros. Con el objetivo de que no os asalten dudas, evitéis dolores de cabeza y eludáis potenciales conflictos contractuales, os explicaremos con detalle lo que necesitáis comprender acerca de este asunto.

Derechos del dueño de la vivienda: ¿Es posible la oposición al subarrendamiento?

Como medida de precaución y para mantener el dominio del inmueble, el propietario está en su derecho de rechazar que se realice esta actividad en su propiedad. Para impedir que el arrendatario subarriende espacios, basta con añadir un apartado en el acuerdo de arrendamiento que explícite la restricción de efectuar tal práctica. Si tal estipulación se incluye en el convenio que establece las condiciones del alquiler y, pese a ello, se procede con ello, estarás incurriendo en una violación del contrato y el dueño del inmueble tendrá la facultad de terminarlo.

Es común encontrar en la mayoría de los acuerdos de alquiler una estipulación precisa que veta el subarriendo del inmueble; por eso es crucial que revises lo acordado y rubricado al momento de comenzar la relación de arrendamiento, antes de ejecutar cualquier acción.

¿Es legal el subalquiler de habitaciones de una vivienda alquilada?

La práctica de subarrendar estancias se encuentra dentro del marco legal, siempre y cuando se cuente con la autorización del dueño del inmueble, tal como lo dicta el artículo 8 de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU).

Artículo 8. Transmisión del contrato y subalquiler.

  1. Sin el permiso expreso y por escrito del arrendador, el inquilino no tiene potestad para transferir el contrato. De producirse la transmisión, el receptor asumirá los derechos y obligaciones del transmisor frente al propietario.

  2. Tan solo está permitido subarrendar de manera parcial la propiedad alquilada y siempre con la autorización por escrito del propietario. Las condiciones del subalquiler seguirán lo estipulado en el presente Título para el alquiler, siempre que la parte subarrendada se utilice según la finalidad descrita en el artículo 2.1. En ausencia de esta circunstancia, las cláusulas acordadas por las partes prevalecerán. Los derechos del subarrendatario caducarán simultáneamente con los del arrendatario que realizó el subarriendo. En ningún escenario el coste del subalquiler podrá sobrepasar el importe asignado al alquiler.

Si el propietario otorga su consentimiento para el subarriendo, el arrendatario inicial está obligado a redactar un contrato para cada individuo que ocupe las habitaciones, en el cual se debe detallar la porción del inmueble que es objeto de subarriendo y las normativas vigentes de la propiedad alquilada. Es imprescindible también incluir el importe a abonar, que en ningún caso podrá superar la renta total ya establecida, así como el plazo de duración, que no debe extenderse más allá de lo convenido en el contrato originario con el dueño del bien.

Y como inquilino ¿me interesa hacerlo?

Si bien al inicio podrías considerar que el subarrendamiento de espacios es una alternativa viable para dividir gastos o evitarte problemas; la realidad es que hay una opción preferente y es la de compartir departamento. Para hacerlo correctamente, es necesario integrar al nuevo compañero en el acuerdo de arrendamiento, garantizando así que los demás residentes adquieran las mismas responsabilidades y beneficios que tú. Así mismo, con este método, frente a una situación de falta de pago, no serás el único que deba afrontar las consecuencias del inquilino deudor. ¿Te surgen interrogantes acerca del arrendamiento de estancias? Consúltanos.

Buscar

abril 2024

  • L
  • M
  • X
  • J
  • V
  • S
  • D
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30

mayo 2024

  • L
  • M
  • X
  • J
  • V
  • S
  • D
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
Habitaciones
Precio
Comodidades
Facilidades

Comparar listados

Comparar