Trucos para tener mejor WIFI en tu piso de alquiler

En este periodo actual, además de buscar momentos para desconectarte, también debes teletrabajar, asistir y dar clases online, o simplemente disfrutar de una buena serie o película. Para todo esto, una buena conexión a internet es crucial.

Actualmente, las operadoras y el tráfico en internet han alcanzado cifras récord debido a la pandemia. Según los datos recopilados por la compañía Akamai y publicados por el diario Expansión, el tráfico se incrementó un 56% el lunes 16 de marzo en comparación con la media de los últimos 60 días. España se encontraba como el segundo país de la Unión Europea en tráfico de datos y el sexto a nivel mundial.

 

Con este escenario, es lógico preguntarse si la red podrá soportar tal volumen de datos. Para evitar la saturación, muchas compañías han tomado medidas, y plataformas como Netflix, Disney Plus y YouTube han reducido la calidad de su contenido.

Afortunadamente, hay una solución simple para esto. Puedes descargar los contenidos de las plataformas de streaming y luego utilizar Chromecast o Amazon Fire TV para enviarlos a tu televisión sin perder calidad.

1. Pide un cambio de router a tu compañía

Si llevas más de tres años con la misma compañía, lo más sencillo (y posiblemente lo más económico) es solicitar un cambio de router. Insiste en varias llamadas, ya que aunque al principio podrían negarse, es probable que finalmente acepten: algunas veces cobran por el router, otras por la instalación y en otras ocasiones es gratis. Argumenta que tu router es obsoleto y que los nuevos clientes que pagan lo mismo que tú, disfrutan de un mejor servicio.

2. Solicita al operador que te reconfiguren los canales

Si el primer consejo no te da resultados, al menos, solicita a tu operador que reconfigure los canales. Las frecuencias por las que el wifi transmite las ondas se conocen como canales. Es posible que estos estén saturados debido a otras emisiones, como el wifi de los vecinos, lo cual es más común en bloques de edificios.

Si eres un usuario más avanzado, debes considerar queexisten aplicaciones para móviles (como Wifi Analyzer) que te permiten observar la ocupación de las diversas bandas. Después, accede a la configuración de tu router y selecciona el canal apropiado.En ocasiones, un simple cambio en el canal de emisión puede mejorar la calidad.

3. Actualiza el firmware de tu router

Puedes solicitar a tu operador que lo haga o realizar la actualización tú mismo. La configuración del router es el lugar desde donde se lleva a cabo la actualización.

4. Coloca bien el router en lugar centrado y visible

Aunque el router no sea el elemento más atractivo de tu hogar, esconderlo en el suelo, en esquinas o dentro de armarios puede afectar negativamente la cobertura y la velocidad de conexión. Cualquier obstáculo que interfiera con la señal del router reducirá la velocidad de internet que recibes.
Sería ideal colocarlo en el centro de la casa y, si tu vivienda tiene varias plantas, en el nivel intermedio. Además, deberías situarlo sobre algún mueble o cómoda (nunca en el suelo) y orientar las antenas para que la señal se distribuya en todas las direcciones.
Observa cómo posicionarlas según la cantidad de antenas que tenga tu router.

5. Conéctate a la banda adecuada

Entre las bandas de frecuencia, las diferencias clave son la velocidad, la cobertura, las interferencias y los problemas que experimentan los dispositivos más antiguos, que solo pueden captar la señal de 2,4 GHz o aquellos ubicados a una gran distancia del router, como ciertos robots aspiradores.

6. Diferencia la tecnología de emisión de señal que tiene el router

Dependiendo del router que poseas, es probable que te enfrentes a una de las siguientes situaciones:

  1. Si cuentas con un router de nueva generación, es posible que no veas las redes divididas en dos bandas. Los routers actuales disponen de la tecnología Band Steering, la cual unifica las redes de 2,4 GHz y 5 GHz bajo un mismo identificador (SSID). Así, los dispositivos se conectan automáticamente a la red más adecuada para su correcto funcionamiento, logrando así la mejor conexión inalámbrica para cada uno.
  2. Sin embargo, esto también puede ser un inconveniente. Algunos dispositivos no son compatibles con la red de 5 GHz. En estos casos, puede ser necesario desactivar esta funcionalidad desde el router y optar por crear dos redes separadas o unificar todo en una única red de 2,4 GHz para garantizar el correcto funcionamiento de tus equipos.

Si tu router emite en dos bandas diferentes, es decir, en 2.4 GHz y 5 GHz, asegúrate de conectarte a la red adecuada según la compatibilidad de tus dispositivos inalámbricos. Normalmente, estos routers crean dos redes distintas: una estándar y otra cuyo nombre de red termina en "5G" o "PLUS". Lo recomendable es conectar tus dispositivos a una u otra red considerando la necesidad de velocidad y calidad de la señal wifi.

7. Coloca extensores wifi o PLCs por la casa

Si, a pesar de ubicar el router en un lugar óptimo, sigues experimentando problemas de cobertura en una o varias habitaciones, es posible que necesites añadir amplificadores de wifi a tu red. Existen dos tipos principales:

  1. Repetidores wifi: Estos dispositivos deben colocarse en un área con al menos una señal mínima y la amplifican hacia otras habitaciones.
  2. PLC (Power Line Communication): Estos llevan la señal a través de la red eléctrica, siendo ideales para espacios muy alejados del router donde no llega ninguna señal. Además, la instalación de estos dispositivos es generalmente sencilla.

En caso de que, a pesar de seguir los consejos mencionados anteriormente, la velocidad contratada difiera significativamente de la que realmente obtienes, se desconecte el wifi frecuentemente, o experimentes muchas interrupciones al reproducir vídeos, es posible que tu router actual no esté a la altura de tus necesidades. Por lo tanto, parece que la única solución viable sería adquirir un router de mejor calidad.

Sin embargo, reemplazarlo por otro modelo no será una tarea sencilla, dado que necesitarás ciertos parámetros de configuración que no todos los proveedores de servicios ofrecen, lo que limita nuestra capacidad de mejorar la conexión. Si tu proveedor impone restricciones, la solución radica en colocar el nuevo router en serie con el actual. Te aconsejamos configurar el nuevo router con el mismo SSID (o nombre de red) y la misma contraseña que el actual, para que tus dispositivos se conecten automáticamente a la nueva red. Te mostramos cómo proceder.

Buscar

julio 2024

  • L
  • M
  • X
  • J
  • V
  • S
  • D
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31

agosto 2024

  • L
  • M
  • X
  • J
  • V
  • S
  • D
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
Habitaciones
Precio
Comodidades
Facilidades

Comparar listados

Comparar